Registrarse  
esarzh-CNhrdanlenfrdeelitjaplptru

FEDERACIÓN DE TENIS DE GRAN CANARIA

Teme Nuez

Teme Nuez

teme2Guanarteme Nuez comenzó a dar raquetazos cuando solo contaba con cuatro años de edad. Se forjó bajo la tutela técnica de Dominic y Marcos Conde, referentes tenísticos en Canarias. Con 18 años decidió probar suerte en el circuito profesional. Se mudó a Valencia y, tras varios torneos, optó por regresar a la Isla y centrarse en sus estudios. “La cosa no fue como me hubiese gustado, y por falta de dinero tuve que abandonar la idea de ser profesional’, reconoció Teme, como le gusta que le llamen.
“Entonces, viendo que muchos amigos habían aprovechado el tenis para irse a estudiar a Estados Unidos, me decanté por eso’ explica. Contactó con una empresa que se dedica a gestionar el proceso de búsqueda de universidad y la beca. “Les mandé un currículo de mi historial tenístico y de notas y ellos hacían el resto’. Más tarde, son los entrenadores de tenis de las universidades quienes se ponen en contacto con el jugador ofreciéndole un porcentaje de beca más los puntos fuertes de su campus.
“Los coaches miran que resultados has obtenido en ITF y torneos de nivel, porque al final aunque los Campeonatos de Canarias son buenos, los americanos no saben qué nivel tienen’ resaltó.
Finalmente terminó en la Universidad de Texas, en Arlington, estudiando contabilidad y finanzas. “Como tenía un nivel de inglés muy básico, me costó mucho aprobar el SAT y TOEFL -exámenes que miden el nivel del idioma-’, subrayó.
Teme temía que el idioma le fuese a generar un problema: “Tenía muchas dudas de si estaba capacitado para estudiar allí, los dos primeros años resultaron duros, pero aprendí y ya estoy bien asentado’..
Por suerte, en su equipo de tenis en Texas muchos hablaban español. “Hay dos mejicanos, un peruano y dos españoles más, uno de ellos Enrique Pardo, de Tenerife. Y gracias a esto la adaptación fue muchos más sencilla y llevadera’, indica. El grancanario remarca la ayuda que dan los entrenadores y la universidad para que los extranjeros se adapten: “Son muy buenos, si uno se quiere quedar tiene los medios para hacerlo’.
En cuanto al nivel del tenis en la liga, Teme lo califica como alto. “To¬dos los equipos cuentan con jugadores que juegan muy bien, pero es un nivel que todos pueden alcanzar, no hay jugadores de nivel profesional, porque sino no estarían aquí’, dijo. Resalta la exigencia de la competición universitaria: “Se entrena mucho y muy duro. Se compite aún más y también se viaja bastante, cosa que se hace un poco pesado’, admitió.
La vida como deportista en la universidad no resulta fácil: “Estás trabajando todo el rato, con entrenamientos y clases, pero es que además se encargan de que estés ocupado siempre. No tienes tiempo libre en ningún momento’. 
La universidad gestiona el progreso de los deportistas. Teme cursa cinco asignaturas por semestre para que pueda compaginar los estudios con el tenis. Le queda un semestre compitiendo; como se gradúa en diciembre, la universidad no permite a los jugadores seguir jugando para que se centren en terminar los estudios. Pero sus cuatro años han sido muy fructíferos. Además de obtener una carrera universitaria ha cosechado varios títulos, tanto a nivel individual como colectivo. 
El grancanario fue seleccionado mejor atleta de su centro el pasado año. Llegó a estar en el número 50 del ranking americano universitario y en el 30 en dobles. Fue el mejor jugador de su conferencia, la Sun Belt, que ganó también con el equipo universitario: “El tenis me ha dado una oportunidad increíble de desarrollarme, tanto en el plano personal como el deportivo’.

arbitrostenisgc              approbalogo2          

bannergrandeclubes4

                                          

 

    consultatuderecho   approba logo    laestrella    innova